E s t u d i o  J u r í d i c o   I n t e g r a l                                                                             Dr. Roberto Carlos Barreiro

                                        E s t u d i o  J u r í d i c o   I n t e g r a l                                                                             Dr. Roberto Carlos Barreiro

Página Web: http://www.estudiojuridicodrbarreiro.com

LA CARCEL MAS VIOLENTA DEL MUNDO

En el presidio de Tacumbú, los presos jóvenes no llegan a los 40 años, víctimas de enfermedades o asesinato
 

La cárcel de Tacumbú en pleno centro de Asunción, la ciudad capital de Paraguay, será cerrada definitivamente por orden el presidente Fernando Lugo. 

En septiembre último se descubrió una red de pornografía infantil que operaba desde el interior. Alberga más de 3 mil reclusos, el doble de su capacidad. Organismos internacionales la califican como la más violenta del mundo y con el máximo de hacinamiento. Los presos serán trasladados a la penitenciaría de Emboscada, un traspaso que llevaría entre uno y tres años. La sociedad dividida por la medida.


Reforma penitenciaria

Con el cierre definitivo del penal de Tacumbú, el más antiguo e importante de Paraguay, el gobierno de Fernando Lugo procura iniciar este año una nueva etapa de reforma penitenciaria y destinar entre 20 y 25 millones de dólares para descongestionar incluso, las demás penitenciarías del país. Esta cárcel fue inaugurada en 1956, dos años después del arribo al poder del ex dictador Alfredo Stroessner con la idea de albergar unos 800 presos pero por reformas sucesivas, se aumentó su capacidad a 1500 pero ahora, la cifra se ve triplicada y el nivel de hacinamiento es incalificable, según los propios directivos de Tacumbú.

El martes, el presidente paraguayo hizo el anuncio oficial y su ministro de Justicia, Humberto Blasco explicó que el objetivo de la clausura es “mejorar las condiciones de los internos”, un aspecto que como lo describió oportunamente RENA, fue denunciado en varias oportunidades por organismo internacionales de Derechos Humanos. Según explicaron ambos, los reclusos serán trasladados a una nueva penitenciaría proyectada en Emboscada, una localidad del departamento de Cordillera a 48 kilómetros de la ciudad capital de Asunción. 

En declaraciones para el portal de la Información Pública del Paraguay (IPP), Blasco agregó que también serán licitadas las obras para ampliar la penitenciaría de Ciudad del Este, a 330 kilómetros de Asunción, en la frontera con Brasil, que alberga a más de 700 internos, aunque fue construida inicialmente para sólo 250. 
Por su parte el director interino del establecimiento, Artemio Vera dijo a ABC Color que compartía absolutamente la decisión gubernamental y que “debiera hacerse lo antes posible”, no sólo al parecer según sus dichos por el desborde carcelario sino porque se levanta en un lugar residencial a escasos cien metros del corazón de la ciudad capital.


Extrema peligrosidad

El penal de Tacumbú es calificado por organismos internacionales que lo visitaron en varias ocasiones, como el “más violento y de mayor hacinamiento del mundo”. Las calificaciones no serían azarosas a juzgar por la estadística oficial –a la que tuvo acceso RENA- donde se indica que llegaron a 15 muertes al año por asesinatos con armas blancas, aunque los organismos de DD.HH aseguran que es el triple.

La violencia se reproduciría por el hacinamiento en el que viven los 3.147 reclusos, de los cuales apenas 701 están purgando condena y unos 2.446 aún son procesados.

La mayoría vive en la miseria, usan pedazos de espuma o mantas a modo de camas, y se mezclan los sanos con los enfermos de sida, sífilis, tuberculosis y enfermos mentales, divulgó el diario ABC luego de una recorrida hecha el año pasado.

Los medios paraguayos también describieron el estado calamitoso del lugar, el aire pestilente, sin ventilación, donde se mezcla el olor a cloaca, comida y humedad.

En septiembre del año pasado, el descubrimiento de una red de pornografía que comercializaba por Internet escenas de sexo con niñas adolescentes que eran llevadas bajo extorsión hasta la cárcel para ser sometidas, obligó a las autoridades a intervenir el presidio, y ahora a clausurarlo definitivamente.

Como informó esta agencia, las menores eran engañadas a través de la red social Facebook y eran amenazadas con el secuestro de sus padres o familiares, a fin de forzarlas a enviar fotos personales desnudas primero y, luego, a que concurrieran hasta la penitenciaría para tener sexo con los presos. Las escenas filmadas eran después subidas al sitio de videos You Tube.

El desastroso estado general estimuló a muchos presos – varios de alta peligrosidad- que a lo largo de los años comenzaran a planear crímenes y estafas desde el interior que llegaron a consumar en connivencia con delincuentes que operaban afuera, lo cual provocó muertes en el mismo penal por luchas de poder. Algunos internos aseguraron a medios periodísticos que en una sola noche “llegamos a recolectar veinte cadáveres”.

Un antiguo funcionario del presidio dijo que por lo que había visto los presos jóvenes “no llegan a los 40 años víctimas de asesinatos o enfermedades”.


Con traslado demorado

La notable cantidad de presos en Tacumbú no haría posible un traslado rápido por varias razones. Las autoridades penitenciarias deberán hacer un prolijo relevamiento del estado judicial en que se encuentra cada uno (procesado o condenado), estudiar el estado de salud de cada uno (muchos padecen enfermedades graves sin tratar) y definir entonces los lugares donde se los terminará alojando.

La directora de Institutos Penales del vecino país, Olga Blanco, explicó que el cierre definitivo no se concretará inmediatamente. En diálogo con Radio Cardinal, confirmó que “En menos de dos años vamos a poder a trasladar entre 500 y mil personas a Emboscada y así seguir hasta trasladar a toda la población penitenciaria”.

En tanto que el director interino, Artemio Vera que reemplazó a Julio Acevedo, luego del escándalo por el descubrimiento de la red de pornografía, dijo “Actualmente estamos de feria judicial cuando sale muy poca gente (en libertad), es decir vamos a tener más entradas que salidas”. Según detalló hay una lista de unos 25 reclusos con buen comportamiento y más de la mitad del castigo purgado para ser favorecidos en lo inmediato por un indulto presidencial. Un beneficio que ocurre cada año.

Vera recordó asimismo, que el Tacumbú sigue siendo el penal más grande de Paraguay, donde se aloja el 50 por ciento de los reclusos del país.


Los vecinos divididos

Que los más de 3 mil presos sean llevados a otro lugar mucho más alejado del corazón de la ciudad capital, es una decisión que según pudo saber RENA, no tiene igual respuesta en la sociedad paraguaya. ¿La razón?, quienes se dedican a la venta de comida, ropa y alquiler de variados elementos afines al penal advierten que sus ventas desaparecerán inmediatamente.

Para familiares de los internos en cambio, la medida es aplaudida porque han sufrido a lo largo de los años, situaciones de extremo sufrimiento cada vez que hubo revueltas y motines con el saldo de algunos muertos.

La deplorable situación en el penal de Tacumbú, no dista en mucho a la de la gran mayoría de penitenciarías de otros países de la región, donde con frecuencia, son noticia por motines y asonadas protagonizadas por los presos que reclaman un trato más humanitario y que como definió un periodista paraguayo no sean “muertos en vida”.

(EC)


 

Tomado del sitio Web de Agencia RENA.

Blog Stats

  • Total posts(873)
  • Total comments(0)

Forgot your password?