E s t u d i o  J u r í d i c o   I n t e g r a l                                                                             Dr. Roberto Carlos Barreiro

                                        E s t u d i o  J u r í d i c o   I n t e g r a l                                                                             Dr. Roberto Carlos Barreiro

Página Web: http://www.estudiojuridicodrbarreiro.com

"Con la reincidencia falla el Estado, no el condenado"

 

Poder Judicial de la Nación TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL NRO. 1 DE LA CAPITAL FEDERAL CCC 13126/2014/TO1 
 
 Causa n° 4748
 
SÁNCHEZ, Julio César.
 
s/robo.
 
///nos Aires, 3 de diciembre de 2014.
 
Y VISTOS:
 
Se reúnen los integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal N°1 Doctores Martín E. Vázquez Acuña, en su carácter de Presidente, Alberto Huarte Petite y Luis R. J. Salas para dictar sentencia según el procedimiento de la ley 24.825, en la causa N° 4748 seguida contra JULIO CÉSAR SÁNCHEZ …….. sede de la Defensoría Oficial N° 16. En la presente interviene la Dra. Mónica Cuñarro –a cargo de la Fiscalía General N° 1.
 
Y CONSIDERANDO:
 
I. Que la Sra. Fiscal, Dra. Mariana Fernanda García (titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 15), en su dictamen de fs. 90/1, tuvo por legalmente acreditado que el 5 de marzo de 2014, a las 04:30 aproximadamente, Julio César Sánchez junto a una mujer –de quien no va a ser resuelta su situación procesal en la presentese apoderó ilegítimamente de dos teléfonos celulares y un reloj pulsera propiedad de Jonathan Esbeen Zumaran  Narvae y Pablo Cesar Quispe Bautista, en ocasión en que los damnificados caminaban en inmediaciones de la Avenida Castañares y Pumacahua.
 
Para lograr su cometido, Sánchez sorprendió a las victimas y mediante amenazas y golpes de puño les exigió la entrega de sus pertenencias.
 
Tras ello, y con las cosas en su poder, el imputado huyó por la calle Castañares, al tiempo que los damnificados divisaron un móvil de Gendarmería que circulaba por la zona, dándole aviso de lo sucedido. Fue así que personal de la mencionada fuerza logró la detención de Sánchez a la altura catastral 1695 de la calle Pumacahua y fueron recuperados un celular y el reloj, pero no así el segundo de los celulares que fuera sustraído.
 
La representante del Ministerio Público Fiscal, calificó el hecho como constitutivo del delito de robo simple (art. 164 del Código Penal) por el que Sánchez deberá responder en calidad de coautor (art. 45 del Código Penal).
 
II. La Dra. Mónica Cuñarro, solicitó que se imprima a este proceso la vía abreviada regulada por el artículo 431 bis del Código Procesal Penal de la Nación, acompañando el acta de acuerdo, de conformidad con lo que dispone el inciso 2° del artículo mencionado (cfr. fs. 193). Como se desprende de esa pieza, la Dra. Verónica Blanco Defensoría Oficial N° 16y su pupilo acordaron proseguir este proceso mediante el trámite de juicio abreviado, aceptando tanto la realidad fáctica del hecho imputado en el requerimiento de elevación a juicio, como la intervención del procesado y el juicio de tipicidad emitido por la Señora Fiscal General Subrogante.
 
Solicitó que se imponga a Julio Cesar Sánchez la pena de un año de prisión de efectivo cumplimiento y costas por ser coautor penalmente responsable del delito de robo simple, y se lo declare reincidente. 
 
III. Ajustándose el acuerdo presentado a lo que dispone el artículo 431 bis del Código Procesal Penal de la Nación (cfr. fs. 194), quedó la causa en condiciones de recibir sentencia.
 
IV. Materialidad:
 
Las pruebas reunidas en el sumario permiten tener por acreditado que el 5 de marzo de 2014, aproximadamente a las 4.30, en la intersección de la Avenida Castañares y Pumacahua, Julio César Sánchez junto a una joven –de quien no será resulta su situación procesal en la presentese apoderó ilegítimamente, mediante amenazas y golpes de puño, de dos teléfonos celulares uno marca “Alcatel” y otro de la firma “Nextel”y un reloj pulsera, pertenecientes a Jonathan Esbeen Zumaran Narvae, en momentos en que el primero caminaba por las mencionadas arterías, junto con Pablo César Quispe Bautista.
 
Para concretar dicho accionar, el imputado sorprendió a las victimas y mediante amenazas y golpes de puño les exigió la entrega de sus pertenencias. Logrando así apoderarse de los bienes descriptos, para luego darse a la fuga por la calle Castañares. En esos momentos, los damnificados dieron aviso de lo sucedido a personal de Gendarmería que se encontraba a bordo de un móvil.
 
Finalmente, personal de la mencionada fuerza logró la detención de Julio Cesar Sánchez y secuestró en su poder el celular marca “Alcatel” y el reloj pulsera que había sustraído, no así el otro celular marca “Nextel”.
 
Dicho extremo se desprende, en primer término, de la declaración que el damnificado Jhonatan Esbeen Zumaran Narvae brindara en sede policial “…que en el día de la fecha, siendo las 4.30 horas aproximadamente, en circunstancias en que caminaba en dirección a la casa de su hermana, por la Av. Castañares no recordando con que intersección fue interceptado por dos personas una de ellas del sexo masculino vestido con un pantalón oscuro, zapatillas blancas, remera blanca, y una mujer que se hallaba vestida con jeans azul, remera rosada, chaleco, contextura física robusta, de 1.65 mts. de altura los cuales mediante amenazas y golpes de puño, le exigieron la entrega de sus efectos personales, sustrayéndole un teléfono celular marca ALCATEL de la firma Movistar, abonado nro. 2216775586, de color blanco, un reloj pulsera de color blanco pantalla y pulsera ancha, y un teléfono no recordando marca ni modelo de la firma Nextel radio 733*4942, tel. 2216517224. Luego de ello se dieron a la fuga por la misma avenida por la que venia circulando, segundos más tarde observa por Castañares un móvil de Gendarmería Nacional, a quien anotició de lo sucedido, señalando a los autores que iban por la misma avenida casi llegando a la intersección con la calle Pumacahua, por lo que los oficiales a cargo se dirigieron al lugar dando alcance a los mismos y realizando la detención. En el lugar el personal de Gendarmería le exhibió los elementos secuestrados, reconociendo como de su propiedad el teléfono celular y el reloj, no apareciendo el teléfono Nextel. El personal de Gendarmería Nacional solicitó a dos personas que oficiaran como testigos del procedimiento, confeccionándose actas en el lugar, las cuales fueron rubricadas y se secuestraron los elementos sustraídos. Con relación al hecho no resultó lesionado, más allá del susto vivido…” (cfr. fs. 6/vta.).
 
A ello se suma: a) el acta de fs. 4 de la que se desprende que Julio César Sánchez fue detenido el 5 de marzo de 2014, a las 5.15, en la calle Pumacahua frente a la numeración catastral 1695; b) el acta de secuestro de fs. 5 de la que surge la incautación de un teléfono celular y un reloj pulsera en poder del imputado; c) el informe pericial obrante a fs. 8 practicado sobre los efectos secuestrados; y d) las vistas fotográficas de los efectos en cuestión (cfr. fs. 9/10).
 
Finalmente, cierra el círculo convictivo el reconocimiento que hiciera el encausado al celebrar el acuerdo previsto por el artículo 431 bis del Código Procesal Penal de la Nación, respecto de la existencia del hecho y su participación en él (cfr. fs. 193).
 
V. Tipicidad:
 
La conducta debe ser calificada como constitutiva del delito de robo simple (art. 164 del Código Penal). En primer término, debe señalarse la “violencia física en las personas” exigida por el tipo penal bajo estudio que se encuentra presente en el caso, toda vez que Sánchez, con el objeto de apoderarse de los bienes personales del damnificado Zumaran Narvae les propinó golpes de puño a él y a su acompañante. Asimismo, les profirió frases amenazantes a fin de intimidarlos y lograr su objetivo.
 
Corresponde tener por consumada la conducta reprochada a Julio César Sánchez toda vez que si bien el nombrado fue detenido a pocas cuadras del lugar del hecho, no fue recuperado el teléfono celular de la empresa “Nextel” que fuera sustraído.
 
VI. Antijuridicidad:
 
No se advierten causales de justificación ni de inculpabilidad que torne lícita la conducta enrostrada a Julio César Sánchez ni que impidan reprocharla (ver informe médico de fs. 60).
 
VII. Autoría:
 
Cabe responsabilizar a Julio César Sánchez como coautor del delito de robo simple (arts. 45 del Código Penal), en virtud de que el nombrado actuó conjuntamente con una joven para lograr el desapoderamiento en cuestión.
 
VIII. Pena:
 
En cuanto a la pena a imponerle a Julio César Sánchez, se considera razonable la de un año de prisión de cumplimiento efectivo y costas, teniendo en cuenta, como circunstancias agravantes, de que la acción fue cometida en horas de la madrugada y por dos personas, lo cual facilitó su accionar; y por el otro, como atenuantes, que se trata de una persona que proviene de un sector socioeconómicamente deprimido, lo cual le genera mayores dificultades para ganarse el sustento propio, asimismo, que se trata de una persona que desde muy chico perdió a sus padres, siendo que se desvinculo de sus hermanos, y demás pautas mensurativas de los artículos 40 y 41 del Código Penal (cfr. fs. 29/30 y 35, ambas del legajo de personalidad).
 
Asimismo, la pena que se le impondrá será de efectivo cumplimiento en virtud de los antecedentes que registra el imputado (cfr. fs. 108/vta.), y de conformidad con lo previsto en el artículo 26, a contrario sensu, del Código Penal.
 
IX.Reincidencia:
 
En orden a la solicitud de declaración de reincidencia de Julio César Sánchez formulada por la Sra. Fiscal General,
 
Los Dres. Martín E. Vázquez Acuña y Luis R. J. Salas dijeron:
 
Habiéndose solicitado la declaración de reincidente de Julio César Sánchez, cabe remitirse en honor a la brevedad a lo que hemos señalado en cuanto a la inconstitucionalidad del artículo 50 del Código Penal (ver fundamentos en LEX 100, sentencia pública CCC 018751/2013/TO01, “Argañaraz, Lucía Belén y otra por robo agravado”, del 14/2/14, entre otras).
 
 
 
Cabe señalar que lo afirmado por la Excma. Corte Suprema de Justicia, en el reciente precedente “Arevalo” en modo alguno enerva los argumentos señalados por los votos de los suscriptos, dado que efectúa una simple remisión a los fallos “Gómez Dávalos” (Fallos 308:1938); “L’Eveque” (Fallos 311:1451) y “Gramajo” (Fallos 329:3680) que fueron analizados y tenidos en cuenta en el precedente de este tribunal ya citado.
 
El Dr. Alberto Huarte Petite dijo: 
 
No coincido con las conclusiones a las que han arribado mis distinguidos colegas en base a las consideraciones que vengo sosteniendo en numerosos precedentes, a cuyos fundamentos me remito en honor a la brevedad (verlos en LEX 100, sentencia pública CCC 018751/2013/TO01, “Argañaraz, Lucía Belén y otra por robo agravado”, del 14/2/14, entre otras).
 
Del certificado final de antecedentes de fs. 108/vta., se desprende que Julio César Sánchez fue condenado con fecha 10 de julio de 2013 por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 22, en el marco de la causa N° 4055, a la pena de seis meses de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor penalmente responsable del delito de robo simple tentado, y se lo declaró reincidente. Asimismo, dicha pena venció el 18 de septiembre de 2013. También registra una pena única de seis años y seis meses de prisión impuesta el 28 de abril de 2011 por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 25, cuyo vencimiento operó el 21 de febrero de 2013, por la comisión, entre otros, de delitos de robo y robo en poblado y en banda. 
 
Siendo claro entonces, que Sánchez cumplió pena por delitos a través de los cuales afectó el mismo bien jurídico involucrado en el caso (propiedad), debe ser mantenida su declaración de reincidente en los términos del artículo 50 del Código Penal, toda vez que, por otra parte, desde el cumplimiento de la condena anterior, y hasta la comisión del nuevo delito que aquí se le atribuye, no transcurrió el término establecido en el último párrafo del artículo citado.
 
A lo expuesto cabe agregar que en el reciente precedente “Arévalo, Martín Salomón s/causa n° 11.835”, sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de fecha 27 de mayo de 2014, dicho Tribunal, al rechazar el planteo de inconstitucionalidad del régimen de agravación de la pena por reincidencia, y sin perjuicio de la remisión a sus anteriores precedentes, hizo mérito también de lo concordantemente dictaminado por el Sr. Procurador Fiscal.
 
Este último refirió (en el capítulo V de su dictamen, pág. 8) que “...no es posible descartar la interpretación según la cual la reincidencia, tal como está regulada en el artículo 50 del Código Penal, es un indicador razonable de una culpabilidad mayor. La culpabilidad por un hecho delictivo depende, en efecto, de la capacidad de la persona de ‘comprender la criminalidad’ del hecho que comete...”.
 
Y concluyó diciendo, con cita de prestigiosa doctrina extranjera que “...por su parte, el previo cumplimiento efectivo de una pena puede asegurar, intensificar o profundizar esa comprensión. Al menos, esa es una función u objetivo que cabe razonablemente atribuir a la pena...”.
 
No puede dejar de señalarse, entonces, que los fundamentos del citado dictamen, que hizo suyos la Corte, se encuentran, en buena medida, en línea con el criterio oportunamente expresado por el suscripto en orden a la constitucionalidad del instituto que aquí tratamos.
 
Pues ésta encuentra sustento, en definitiva, en un mayor grado de culpabilidad en el reincidente a partir del carácter comunicativo de la pena privativa de libertad anterior, total o parcialmente cumplida, y del efecto que ello produce sobre su mayor comprensión y consecuente conocimiento de la criminalidad o de la antijuridicidad del nuevo hecho cometido, cuando éste hubiese afectado o puesto en peligro bienes jurídicos sustancialmente análogos a aquéllos que afectó en una ocasión anterior y que fundaron la antedicha condena a tal especie de pena.
 
Tal es mi voto.
 
Por todo ello, el Tribunal RESUELVE:
 
I.DECLARAR LA INCONSTITUCIONALIDAD del artículo 50 del Código Penal.
 
II. CONDENAR a JULIO CÉSAR SÁNCHEZ, de las demás condiciones personales obrantes en el encabezamiento, por considerarlo coautor penalmente responsable del delito de robo simple, a la pena de un año de prisión de efectivo cumplimiento y al pago de las costas (arts. 29 inc 3, 40, 41, 45, y 164 del Código Penal y 431 bis, 530 y 531 del Código Procesal Penal de la Nación).
 
Insértese, hágase saber y cúmplase. Una vez firme el presente fallo, practíquese el cómputo de pena, comuníquese a la Policía Federal, al Registro Nacional de Reincidencia y al Juzgado de Ejecución Penal que por turno corresponda. Sigan los autos según su estado respecto de la coimputada Yanina Daniela Mansilla Sanguinetti.
 
MARTIN VAZQUEZ ACUÑA
 
ALBERTO HUARTE PETITE LUIS R. J. SALAS 
 
ALBERTO HUARTE PETITE                           LUIS R.J. SALAS
 
(en disidencia parcial)        
 
 
 
Ante mi:
 
ERICA SUSANA MANIGOT 
 
SECRETARIA 

Blog Stats

  • Total posts(873)
  • Total comments(0)

Forgot your password?